Dra. Manuela Utrilla Robles

Médico-psiquiatra-psicoanalista

En español:

1985 - “¿Son los padres los culpables?”. Edit. Narcea, Madrid.
1989 - “Interacciones terapéuticas. Fronteras psicoanalíticas”. (con S. Lebovici, J. Cosnier)
  - “Las teorías sobre la angustia”, en: “Introducción la Teoría Psicoanalítica”, de L. Grinberg, compilador. Edit. Tecnipublicaciones. Madrid.
  - “Integración y desintegración del esquema corporal”. Repercusiones clínicas y terapéuticas. I Jornadas Internacionales de Psiquiatría Geriátrica. Hospital Central de la Cruz Roja. Compiladora: Dra. Milagros Cid Sanz.
  - “Fantasía y Realidad”, en: I Anuario Ibérico de Psicoanálisis. Madrid, 1989.
1990 - “Psicoanálisis y Psicosis”, en: “La contención”, de R. Fernández, compilador. Edit. Asociación Española de Neuropsiquiatría. Madrid.
  - “Las fantasías originarias y su elaboración”, en: “El Inconsciente”, de E. Fernández, J. C. Rodríguez y V. Torres. Edit. Asociación Athenaión. Gijón.
  - “Fundamentos Psicopedagógicos, Metodológicos, Intervenciones y Recursos”. Publicación del Congreso Internacional de Educación Infantil, Cuarta parte. Edita: Consejería de Educación, Dirección General de Educación. Comunidad de Madrid.
1991 - “El Psicodrama Psicoanalítico de Un Niño Asmático”. Edit. Biblioteca Nueva, Madrid.
  - “El pensamiento mágico”, en II Anuario Ibérico de Psicoanálisis del Trabajo Psicoanalítico a la función analizante. Lisboa, Noviembre 1991.
1993 - “Separaciones y divorcios. Aspectos psicológicos”, en: Jornadas sobre Salud Mental y Ley. Asociación Castellano-Manchega de Neuropsiquiatría y Salud mental. Malos tratos a menores y malos tratos a mujeres y separaciones y divorcios. Coordinadora: Paloma San Román Villalón. AEN. Madrid, 1993.
1994 - “La ilusión terapéutica”, en: Jornadas de Salud Mental Infanto Juvenil. La Salud Mental en la red de atención a la infancia. Hospital 12 de Octubre. Madrid.
1996 - “Aportes del psicoanálisis a la medicina”, en: Psicoanálisis y Sociedad. Divulgación cultural del Psicoanálisis bajo la dirección de L. Fernando Crespo. Edit. Promolibro. Valencia.
1997 - “La realidad psíquica en la identificación histérica”, en: “Contribuciones al pensamiento psicoanalítico”. En conmemoración de los veinticinco primeros números de la Revista de la APM. Biblioteca Nueva. Madrid.
1998 - “¿Son posibles las terapias en las Instituciones?”: Estudio Situacional. Ed. Biblioteca Nueva. Madrid.
2010
“Adolescencia y modernidad”. Ed. El Duende.

Portada

No tengo ninguna esperanza en el porvenir de nuestro país, si la juventud de hoy toma el poder mañana. Porque esta juventud es insoportable, sin límites, simplemente terrible. Nuestro mundo se encuentra en estado crítico. Los niños no escuchan más a sus padres. El fin del mundo no puede estar lejos.

Hesiodo, VIII siglo antes de Cristo.

Estas palabras, pronunciadas hace 29 siglos, sorprenden vivamente por su actualidad. Hoy en día, los medios de comunicación, las instituciones, los agentes sociales, los sectores culturales, etc. han conseguido implantar en la opinión pública una idea central sobre la adolescencia: nuestros adolescentes están acabados, no tienen porvenir, van a la deriva. Su destino es incierto y en muchos casos nefasto.

Nuestra “modernidad”, comparable a la de Hesiodo, constituida por sus adultos en activo, presenta a sus jóvenes adolescentes como carentes de ideales, de valores, de iniciativas. Una generación indolente, consumista, e indiferente a su futuro y a la sociedad a la que pertenecen. Un planteamiento diferente es el que propone el pensamiento psicoanalítico: el entendimiento psico-afectivo de los adolescentes, desmiente aquellas aseveraciones catastrofistas y promueve una reflexión para prevenir y cambiar las consecuencias de esa condena sobre la adolescencia, por parte de una sociedad que tiene el deber moral de aportar modelos de identificación a los jóvenes.

Porque “ser adolescente” es adolecer, es dolerse del tiempo que todo lo cambia, sufrir por el descubrimiento de lo efímero de la existencia, es soportar el dolor de una pérdida irreparable en esa época de la vida: el mundo ilusorio de la infancia, que se vivió como eterno.

Estas transformaciones y estas pérdidas, inevitables de la adolescencia, requieren un tiempo y un trabajo psíquico, para cada uno distinto, hasta llegar a ser adultos activos, productivos e incorporados en la realidad.

Solamente con la ayuda de adultos (padres, familiares, profesores, etc.) del entorno del adolescente, podrán los jóvenes realizar esas transformaciones y trabajar los duelos, conseguir admitir la realidad mejor, tolerar las vicisitudes de las relaciones humanas y concebir con ilusión un futuro en donde ellos sean los verdaderos protagonistas.

Este ciclo de conferencias está dedicado a las diferentes perspectivas que explican la adolescencia, desde el punto de vista de cada psicoanalista que lo integra. Intentamos aportar una mirada, cuya finalidad es otra comprensión del mundo adolescente.

 
“Convulsiones en las instituciones psicoanalíticas I. Psicoanálisis y psicoterapia”. Ed. El Duende.

Portada

Este libro forma parte de una trilogía con un titulo común y que abordará cuestiones palpitantes como psicoanálisis y psicoterapia, fanatismo en psicoanálisis y palpitaciones en las instituciones psicoanalíticas. Una trilogía porque la cantidad de cuestionamientos y factores predeterminantes son muy numerosos.

El conjunto está tejido por un hilo conductor que lo recorre: si bien las instituciones son necesarias para garantizar el progreso y la evolución de la ciencia psicoanalítica, al mismo tiempo plantean problemas que es necesario elaborar si no se quiere asistir a una degradación del pensamiento y de la práctica psicoanalítica.

¿Cómo se pueden elaborar los procesos institucionales cuando el fanatismo los infiltra produciendo confusiones entre prácticas psicoterapéuticas variadas?

Conjugando las ideas de que no podemos ser perfectos, que ese trabajo de elaboración es difícil de hacer, que nuestra brújula es el modelo psicoanalítico, y que la confusión alimenta el fanatismo, se desemboca en la necesidad de hacer distinciones entre las diferentes prácticas psicoterapéuticas y psicoanalíticas, que en este libro se estudian en detalle, haciendo hincapié en los efectos terapéuticos producidos por el encuadre.

A partir de numerosos trabajos publicados en el mundo psicoanalítico internacional, se llega a la constatación que la psicoterapia psicoanalítica se superpone sutilmente al psicoanálisis con sus consecuencias catastróficas porque implican a menudo la pérdida de la libertad de pensar.

Rescatar el valor del psicoanálisis, su importancia, su riqueza y su creatividad, es una tarea ardua y exigente, sobre todo cuando se defiende esa libertad de pensar y la posibilidad que tiene todo ser humano de poder acceder a ella.

Las convulsiones propias de toda institución vital se contraponen a la idea de un mundo psíquico sin problemas y que se precipita hacia la ausencia de conflicto propio de la pulsión de muerte.

 
“Convulsiones en las instituciones psicoanalíticas II. El fanatismo en psicoanálisis”. Ed. El Duende.

Portada

¿Qué es el fanatismo? Una plaga de nuestra época en continuidad con la historia de la humanidad, o un germen dispuesto a desarrollarse dentro de nuestro propio psiquismo, incluso en el seno de una ciencia como la psicoanalítica, que representa la libertad.

En el libro el lector encontrará algunas respuestas a este gran enigma bajo forma de hipótesis. Teorías, estudios y ejemplos que le conducirá a un mundo poblado por pasiones destructoras y dogmáticas, por la intolerancia a las diferencias, y sobre todo por la omnipotencia.

¿Cómo comprender que los seres humanos, movidos por las fantasías primitivas de dominación, pueden aterrorizar incluso agredir lo más valioso que poseemos: el pensamiento, el sentido de ser y de existir, la individualidad?

Este libro intenta abordar un tópico tabú en el psicoanálisis, estudiando sus razones de una manera lúdica y sistemática, y sobre todo intentando comprender cómo se puede manipular una disciplina en su detrimento. Explica también los inquietantes procesos que impiden el desarrollo del psicoanálisis, desmenuza en los ejemplos las estrategias sutiles que intangiblemente promueven las idealizaciones, el pensamiento único dominador y devastador.

¿Cómo podemos luchar contra esos fanatismos y afrontar sus constelaciones? El lector podrá ir descubriendo algunas posibilidades y alternativas, recogiendo ideas, tejiendo pensamientos donde la vida prevalece sobre la muerte.

 
“¿Quiénes son los culpables? Los padres, los hijos o los terapeutas. Interacciones”. Ed. El Duende.

Portada

Este libro conforma una obra plena de atractivo, ya que ofrece una transmisión de ideas novedosas que dan lugar a un diálogo vivo, a partir de la original disposición creativa propia de la autora. Proporciona, además, una característica singular: que es fácilmente accesible a todo aquel que desee indagar en el universo de la parentalidad, se trate ésta de los padres o de sustitutos que se hagan cargo de la crianza.

La obra también es una herramienta profesional para los especialistas que se ocupan de la clínica infantil o familiar y sobre todo del ámbito de la prevención de la salud mental infantil.

La autora ha reunido en cuatro condensados capítulos una elaboración teórica coherente a partir de una sustanciosa pregunta que presenta en el propio título: ¿Quiénes son los culpables: los padres, los hijos o los terapeutas? Interacciones. Esta pregunta sumerge al lector en una estrategia de investigación, que a lo largo de sus páginas, dosificará inteligentemente los cuestionamientos para ir articulando la búsqueda de las respuestas. Y en ese trayecto se consigue delinear un camino personal que está relacionado, fundamentalmente, con los dilemas e interrogantes que se le han presentado tanto en la práctica clínica como en los supuestos teóricos correspondientes.

La autora, psiquiatra, psicoanalista, experta en temas de la infancia y con una gran formación en los temas grupales e institucionales, hace que en este libro confluyan numerosas líneas de pensamiento, al que se suma buena parte de las tendencias esenciales en el psicoanálisis infantil (Freud, Klein, Winnicott, Diatkine, Lebovici y otros), que integran su rica trayectoria personal, se añade el pensamiento propio, con una particular coherencia entre la teoría, los aportes de la clínica y sus requerimientos técnicos. Esto sin duda se refleja y se amalgama en las páginas de este trabajo, que denota un alto nivel teórico y una fina inventiva para depurar y transitar trasmitiendo, en un lenguaje accesible, complejas realidades.


En otros idiomas:

1979 - Participación en el libro: “Crise, rupture et dépassement”, de R. Kaës y col. Edit. Dunod, París.
1982 - “Réflexions sur les notions de traumatisme et d'après-coup par rapport à l'oeuvre de J. Bleger”, en: “Quinze études psychanalytiques sur le Temps”. Bajo la dirección de J. Guillaumin. Edit. Privat, Toulouse.
2003 - « Die unzerstörbare Bindung: neurose und Hysterie » in Hysterie, Wiener Psychoanalytische Vereinigung.